La Biblia clara y ampliamente da testimonio de que el bautismo es necesario para ser salvo en el Nuevo Pacto. Una gama de pasajes de varios autores (Mateo, Juan, Lucas, Pablo y Pedro) en varios géneros de escritura (Evangelios, historia, y epístolas) en distintos contextos (gracia, santidad, justificación, regeneración, unidad) testifican al mismo hecho. En otros lugares hemos visto algunas de las objeciones más comunes: que esto sería salvación por obras y el caso del ladrón en la cruz.

Otro tema que suele salir en cuanto a la necesidad del bautismo es la persona que se convierte en el desierto donde no hay agua y muere antes de alcanzar agua. Bueno, a veces los detalles del caso hipotético puedan ser un poco diferentes, pero la idea es la misma. ¿Qué pasa con una persona que verdaderamente no puede ser bautizada? La Biblia no da respuestas definitivas. Mi respuesta puede decepcionar un poco. No puedo contestar con certeza. Puedo decir eso, si Dios hace excepciones, es Su decisión exclusiva. Yo tengo que predicar, enseñar y hacer lo que Dios dice en Su Palabra. Confío que Dios tomará la decisión correcta en cada caso. Históricamente, para casos como este la iglesia ha postulado la idea del “bautismo de deseo” o el “bautismo de sangre” cuando por martirio morían antes de poder ser bautizado. En estos casos, el deseo es sincero, pero simplemente no hubo oportunidad. No contaría en el caso de tener una oportunidad y decidir postergar su bautismo por algún motivo. Tal vez podría aplicarse en el caso de un misionero irresponsable que predica en un lugar nuevo, donde no tienen Biblias en su idioma y omite el bautismo, bajo un concepto que se describe como una respuesta consciente a la luz disponible. Mientras estas ideas parecen ser razonables, no me gusta dar excepciones que no son mías para otorgar. Si Dios decidiere hacer excepciones en algunos casos, esto no cambia la regla. En el caso de leyes civiles es común. Hay limites de velocidad en calles y autopistas. Si una persona excede el máximo puede recibir multas. Hay excepciones: ambulancias, bomberos, y otros vehículos de urgencia pueden exceder el máximo. Posiblemente una persona andando a urgencias en un hospital podría ser perdonado, pero no por eso deja de existir la ley. La norma sigue siendo norma, aunque haya excepciones.

En el mismo sentido hablo de las personas que no se han bautizado porque su iglesia no lo enseñaba. Espero que para muchos de ellos haya excepción también. No lo puedo garantizar. No puedo dar una esperanza que puede ser falsa. Otra vez, confío en Dios para tomar la decisión correcta en cada caso. Lo que Dios hace con ellos no afecta mi responsabilidad de obedecer y enseñar la verdad. Debemos hacer y anunciar la verdad para bajar la cantidad de casos en que una excepción sería necesario. Si estas excepciones te preocupan, ¡es el momento de dedicarte a la proclamación de la verdad!

Un comentario sobre “El bautismo: ¿qué pasa si alguien se convierte en el desierto y muere sin encontrar agua?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s