Votación responsable require conocer el propósito del gobierno civil

En Chile tenemos elecciones este fin de semana, pero quiero aportar con algo que sirve en otras instancias y en otros paises. Espero que esto sea de ayuda para ustedes.

Con las elecciones que vienen esta semana en Chile debemos, como cristianos, estar en oración. La Biblia nos insta a dar gracias y también hacer peticiones y suplicas a favor del buen gobierno.

En el sistema de gobierno que tenemos, también podemos participar. Si vamos a participar, también tenemos que hacer según la Palabra de Dios.

Debemos en estas elecciones buscar candidatos con buena comprensión de la función apropiada del gobierno civil, comprensión de la moralidad y honestidad (no corruptos) que favorecen mercado libre, con programas mínimos para ayudar a los vulnerables en crisis sin generar dependencia en el estado (ya que esta ayuda debe venir de las personas y organizaciones de benevolencia; esto es bíblicamente aceptable y más eficiente). El mercado libre también ayuda a las personas a salir de la pobreza mejor que cualquier otro sistema económico. El socialismo, junto con el comunismo, aunque tenga motivaciones nobles, inevitablemente lleva a la pobreza.

También hay que tener mucho cuidado con las palabras que usan ya que con “igualdad” y “participación” pueden hablar de cosas buenas o pueden hablar de la normalización del pecado, y esta normalización muchas veces es lo que está en vista. Leyendo sus listas e ideas con cuidado revela más de lo que realmente es su intención. No hay que ser ingenuos en esto. Hay que buscar comprensión de las ideas y metas, no quedarse con palabras lindas, propaganda y lemas.

En las propuestas de algunos grupos la libertad de religión tiene una frase, pero evidentemente no es muy importante para ellos, priorizando lo que llaman un “estado laico”. Mientras todos estamos de acuerdo que no buscamos que la iglesia sea el gobierno, muchas veces lo que ellos quieren decir es un estado libre de influencias de las iglesias y del cristianismo. Bajo este pretexto la moralidad y cosmovisión que han sido la base de la civilización occidental pasan a ser reliquias de la religión que han de divorciarse de la ley civil. Todo eso tiene el fin también de promover los pecados en favor político en estos momentos.

Los deberes principales del gobierno deben ser: protección militar de la nación, regularización de leyes y normas, administración de justicia civil a través de policías y tribunales, y protección de derechos básicos contra ataques de parte del estado u otras entidades (vida, expresión, religión, propiedad privada, defensa legítima, tribunales imparciales, etc.). No es el deber del estado proveer cosas. El gobierno protege vida, no tiene el poder de dar vida. El gobierno protege expresión, pero no tiene que proveer ideas y plataformas. El gobierno protege ataques contra la salud de uno, pero no tiene que proveer salud como un derecho básico.

TEXTOS BÍBLICOS

Sométase toda persona a las autoridades que gobiernan. Porque no hay autoridad sino de Dios, y las que existen, por Dios son constituidas. Por tanto, el que resiste a la autoridad, a lo ordenado por Dios se ha opuesto; y los que se han opuesto, recibirán condenación sobre sí mismos. Porque los gobernantes no son motivo de temor para los de buena conducta, sino para el que hace el mal. ¿Deseas, pues, no temer a la autoridad? Haz lo bueno y tendrás elogios de ella, pues es para ti un ministro de Dios para bien. Pero si haces lo malo, teme. Porque no en vano lleva la espada, pues es ministro de Dios, un vengador que castiga al que practica lo malo. Por tanto, es necesario someterse, no solo por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia. Pues por esto también ustedes pagan impuestos, porque los gobernantes son servidores de Dios, dedicados precisamente a esto. Paguen a todos lo que deban: al que impuesto, impuesto; al que tributo, tributo; al que temor, temor; al que honor, honor. (Rom 13:1-7)

Exhorto, pues, ante todo que se hagan plegarias, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres, por los reyes y por todos los que están en autoridad, para que podamos vivir una vida tranquila y sosegada con toda piedad y dignidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al pleno conocimiento de la verdad. (1Ti 2:1-4)

Recuérdales que estén sujetos a los gobernantes, a las autoridades; que sean obedientes, que estén preparados para toda buena obra. (Tit 3:1)

Sométanse, por causa del Señor, a toda institución humana, ya sea al rey como autoridad, o a los gobernadores como enviados por él para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen el bien. Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, ustedes hagan enmudecer la ignorancia de los hombres insensatos. (1Pe 2:13-15)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s