Tito 2– Las instrucciones prácticas

freely-gift-habeshaw-100518

Tito recibe instrucciones acerca de lo más básico que él tenía que enseñar a hombres y mujeres, a jóvenes, y a siervos. Las instrucciones exigen una vida ejemplar de parte de todos, pero especialmente a los adultos. Es importante que los jóvenes tengan buenos ejemplos en los adultos en su iglesia. Nuestro mundo actual, tal como el mundo del primer siglo en Creta, no promovía un estilo de vida compatible con el cristianismo. Vemos varios detalles acerca de la brecha enorme entre la cultura griega y romana por una mano y la vida cristiana que el Nuevo Testamento enseña.

Una mirada breve nos provee evidencia abundante de que no podemos esperar que nuestros jóvenes encuentren buenos ejemplos en personajes populares. Los políticos no suelen ser buenos ejemplos. ¿Los actores y actrices? ¿Los músicos? ¿Los deportistas? Encontramos en sus vidas inmoralidad de toda clase: corrupción, lujuria, adicción, borracheras, violencia, groserías, y más. Nuestros jóvenes pasan mucho tiempo absorbiendo de películas, televisión, redes sociales, y otros medios sus valores y estándares – completamente contrarias a la sana doctrina. Si ellos no encuentran buenos ejemplos en su propia iglesia, ¿dónde los podrán encontrar?

Una de las instrucciones más recurrentes es el autodominio. Es la capacidad de controlarse. Es importante para hombres y mujeres, en toda etapa de la vida y en cualquier circunstancia. Hay que huir de la tentación y mantenerse firme en las buenas costumbres que promueven la relación con Cristo y la santidad personal. Tenemos tentaciones que vienen del mundo y tentaciones que nacen dentro de nosotros que hay que rechazar. Tenemos cosas buenas que hay que mantener, con unas distracciones que provienen del mundo y otras que nosotros generamos. La disciplina y dominio propio son claves para lograr lo que buscamos.

Cada uno puede leer Tito 2 y ver las instrucciones aplicables, pero todos debemos cultivar el dominio propio y todos debemos buscar ser ejemplos para la próxima generación de cristianos. Las dos cosas van mano en mano. Las dos cosas ayudarán a la iglesia y a cada cristiano a desarrollarse mejor.

PREVIO: EL VERDADERO HIJO

SIGUIENTE: LA VIDA SANTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s