La noticia de una iglesia en Los Ángeles, Chile en una confrontación con militares ha salido y ha sido compartida ampliamente en redes sociales. Pueden ver la noticia aquí.

Como he comentado anteriormente, hay instancias en que la desobediencia civil puede ser necesaria. Cuando es necesaria o uno percibe que es necesaria y decide andar por este camino hay cosas importantes que hay que recordar acerca de la forma. Pensando en tres casos bíblicos ejemplares (Daniel; Sadrac, Mesac y Abed Nego; Pedro y Juan en Hechos) podemos deducir algunos principios bíblicos para no exponer a la iglesia y su Señor a ignominia pública innecesaria.

1)     Tranquilamente continuar haciendo lo correcto

  • En los tres casos nadie intentó empezar un motín. Nadie publicó su problema. No hicieron nada inusual como para atraer más atención y provocar problemas. Simplemente continuaron haciendo lo que tenían que hacer.
  • No empezaron en este momento hacer lo correcto en contra la ley. Ya tenían la costumbre de obedecer a Dios.

2)     Ausente cualquier violencia, destrucción, etc.

  • En ningún caso hicieron nada violento. No intentaron destruir cosas. No intentaron provocar este tipo de acción de otros.
  • No debe ser necesario decir que desobediencia civil necesaria no es oportunidad para saqueos, ataques contra personas en desestimación, vandalismo, etc.

3)     Mostrando respeto y honor para con las autoridades

  • En los tres casos, hablaron con respeto a las autoridades, incluso cuando tuvieron que avisar que iban a desobedecer una ley inmoral. No hay mentiras, burlas, ni ningún desorden innecesario.
  • Lo que dice Pablo acerca del respeto y honor en Romanos 13 todavía es vigente.
  • Sumisión y humildad deben gobernar cualquier desobediencia

4)     Aceptando el castigo en sumisión, no quejándose

  • En los tres casos aceptaron el castigo aplicado por las autoridades. En dos casos, Dios los rescató. Pedro y Juan aceptaron azotes en Hechos 5:40 con gozo.
  • Es el ministerio del gobierno castigar. Es decir, el gobierno debe castigar desobediencia. Es más noble, en estos casos sufrir el castigo injusto que hacer cosas indebidas protestando el funcionamiento de las autoridades.

5)     Reconociendo que desobediencia en un aspecto no implica desobediencia total.

  • En estos casos, continuaron obedeciendo al gobierno en sus otras leyes. Su desobediencia civil necesaria no provocó en ellos un espíritu de rebelión.
  • Nosotros tampoco podemos desobedecer en cualquier ley simplemente porque otras leyes son injustas (por ejemplo, no podemos dejar de pagar impuestos porque el gobierno es corrupto o financia maldad).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s