Invocando el nombre del Señor para ser salvo

porque: «TODO AQUEL QUE INVOQUE EL NOMBRE DEL SEÑOR SERÁ SALVO». ¿Cómo, pues, invocarán a Aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en Aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? (Rom 10:13-14)

Viendo el orden lógico de este texto: alguien debe predicar el evangelio, la persona que oye debe creer, habiendo creído debe invocar el nombre del Señor para ser salvo.

En este texto simple, aunque no es el enfoque del texto, sino un detalle que Pablo supone que sus lectores entienden, se nota que creer en Cristo no es suficiente para ser salvo. Hay algo más. Creencia es esencial, pero entre creencia y salvación hay esta cosa que Pablo nombra – invocar el nombre del Señor.

La frase “toda aquel que invoque el nombre del Señor será salvo” viene del profeta Joel, en el contexto de una profecía mesiánica – prediciendo la salvación que vendría en y a través del Mesías, el Cristo. Como nosotros sabemos que Jesús es el Cristo, entendemos que Joel estaba hablando de invocación del nombre del Señor Jesús.

En el Nuevo Testamento esta profecía es citada en este sentido en Hechos. Dice Y SUCEDERÁ QUE TODO AQUEL QUE INVOQUE EL NOMBRE DEL SEÑOR SERÁ SALVO”.» Hombres de Israel, escuchen estas palabras: Jesús el Nazareno, varón confirmado por Dios entre ustedes con milagros, prodigios y señales que Dios hizo en medio de ustedes a través de Él, tal como ustedes mismos saben. (Hch 2:21-22)

Esta frase sale, entonces, en una profecía mesiánica, en Hechos 2 en la primera predicación del Evangelio, en el texto en Romanos 10 citado arriba, en 1 Corintios 1:2, y en Hechos 22:16. ¿Se puede deducir qué es la invocación del nombre del Señor por estos textos? ¿Cómo se hace?

Hechos 2 — tienen que invocar el nombre del Señor para ser salvo. Cuando creen y son compungidos de corazón, Pedro les dice lo que hay que hacer.

Hechos 22 — Pablo había visto a Jesús en el camino. Ananías le dice lo que tiene que hacer para lavar sus pecados y ser salvo.

1 Cor 1 — se aprende claramente que, aunque en el Antiguo Testamento dice Jehová (Yahvé) en el Nuevo Testamento aclara que es el Señor Jesucristo (véase también Hechos 4:12).  

Rom 10 — no señala mucho aparte de que es algo necesario para que el creyente sea salvo

¿Qué piensas?

Para ver más doctrina:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s